26 septiembre 2005

, ,

entre las sombras


No puedo esperar más, ya comienzo a impacientarme, pero sé que vendrá. Hoy será el día. Hace unos días, cuando la vi por primera vez, me dejó impactado, desde entonces la he estado observando y planeando todo cuidadosamente.
Lo recuerdo muy bien, me encontraba cerca del arroyo cuando esos extraños sonidos llegaron a mis oídos lastimándolos. Sentí curiosidad y decidí acercarme con muchísima cautela pues no sabía de qué podía tratarse. Cada paso me llevaba más y más cerca de la zona de la aldea a pesar del peligro que podía representar para mí. Cuando finalmente me acerqué lo suficiente la pude ver. Se encontraba al otro lado del arroyo cantando unos extraños versos mientras lavaba sus pies.
En ese mismo instante pude saltar al otro lado del pequeño arroyo y tomarla por el cuello, por ese delicado y frágil cuello rodeado por su cabello trenzado… pero me detuve a observarla, mejor dicho, a admirarla, lucía tan tranquila, inocente… ¡Ese fue mi error ¡ Pude tomarla en ese instante, pero me detuve unos segundos más, quizás minutos… fue el tiempo suficiente para que un grupo de hombres se acercara a ella y frustrara mis intenciones. Al parecer uno de los hombres advirtió mi presencia pues señaló hacia mi escondite y, al sentirme descubierto no tuve más remedio que retroceder hacia la selva y perderme de nuevo entre las sombras.
Sin embargo no dejé de pensar en ella, mi cabeza repasaba una y otra vez aquel instante en que la encontré, no dejaba de pensar en lo dulce y confiada que lucía a la orilla del arroyo… cada vez que repasaba la imagen sólo podía pensar en tomarla, en tomar su dulce cuello y matarla. Días después me aventuré al arroyo, intentaba verla otra vez y cumplir mis intenciones. Me llevó unos pocos días averiguar que dos días a la semana, por las mañanas, baja al arroyo en busca de agua, pero siempre acompañada de otras mujeres de la aldea. Pero al día siguiente, a pesar de las advertencias de los hombres de la aldea que la alertan de los peligros, viene ella sola siempre con un cántaro en los brazos, el cual utiliza para lavar sus pies mientras recita nuevamente esos extraños versos..
Estoy seguro de que hoy vendrá, ya no puedo soportar esta espera. Ya casi la puedo ver, ya casi la puedo oler. He esperado tanto por este momento…
Ya llega por el sendero envuelta en su saki y con el cántaro en los brazos. Todo lo tengo perfectamente planeado… este será su último día… debo esperar a que deje el cántaro a la orilla del arroyo y se siente sobre una de las rocas para poder lavar sus pies…
Ahora es el momento de acercarme a ella lentamente… quiero saltar sobre ella y tomarla, pero todavía no es momento… debo esperar…ya casi… ahora... ¡’No¡ Debo calmarme., debo controlar mis instintos asesinos… ¡No pueden dominarme…!
Comienza a lavar sus pies, ya se encuentra sentada y con la cabeza inclinada dejando ver la parte derecha de su cuello…su dulce cuello… ¿Ahora?…¡Sí, sí,! ¡Ahora, ahora! …¡Es el momento! Me lanzo y con un solo salto atravieso el arroyo. Finalmente está frente a mí, parece asustada y me lanza el pequeño cántaro que traía consigo, obviamente sin éxito alguno …Ahora es mía, de un manotazo la derribo y ella lanza un grito que seguramente alertará a toda la aldea… ¡Pero a ya no tiene salvación!, Me inclino sobre ella para tomar su delicado cuello,…puedo olerla, es un aroma dulce que se funde con el calor de su sangre…Saboreo su sangre que corre entre mis dientes y se desliza por mi barba…¡Exquisito manjar que seduce! … Quiero disfrutar el momento, detenerme en el placer que tanto había buscado… pero debo actuar rápido.
La gente de la aldea ha escuchado su grito y se encaminan hacia acá… ¡Necesito huir con mi preciso botín que ahora yace entre mis fauces1 De un salto atravieso el arroyo justo antes de que los primeros hombres, armados con lanzas y antorchas, asomen la cabeza por el sendero. Me detengo a dar una última mirada a los hombres que ya llegan al arroyo que ha quedado marcado con sangre antes de internarme en la selva para que mi pequeño botín y yo nos difuminemos entre las sombras.
Sidurti, 2005

5 comentarios:

  1. Beth dijo...

    Hi there,

    I just ran across your site and enjoyed reading through everything.

    I'm trying to get a blog going on my site too. But I dont think i have the patience to do it!

    --Sarah
    My arthritis degenerative in spine Site

  2. cash at home dijo...
    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
  3. Jimmy dijo...

    Print
    Review - MacJournal Posted by Kirk Hiner on 09/26 at 03:30 PM Reviews Writing/Publishing Utilities Comments Tell-a-Friend Provides: Idea/event management and blog posting Format: Download or CD Developer: ...
    Your blog is outstanding! Have a look to this website if you want a online dating louisville . More than online dating louisville !

  4. Medeo Mandarino dijo...

    Je suis bien ici. Je suis moi, ce qui n'sera que l'universe dans une petite chambre de Paris.

    Des bisoins

  5. Serindë dijo...

    Sidurti... bueno que decirte. Me gusta este texto; pero lo más importante es que finalmente le estamos dando vida al café y el primer invitado fue un personaje al acecho.

    Serindë