23 marzo 2006

, ,

La iniciación

Un nuevo integrante pidió audiencia para ser aceptado en éste selecto grupo. El jurado ha deliberado y con el siguiente texto fue aceptado.


La lluvia no parecía ceder. Definitivo, esa noche no podila llegar seco a casa, como e moles1ba eso. Tanta era su molestia que el ruido de las sirenas pasó a segundo plano. Había llegado tarde era un policia, que más se podía esperar . A los buenos la información siempre les llega tarde. Recargado en un auto negro esperaba que los forenses terminaran su parte. Optó por subri. Aventó su sombrero por la ventanilla del auto y entró al edificio.
La luz tenue de los anuncios se filtraba entre la persiana del departamento. Decidió echar un vistazo por tcdo el lugar. No tenía espeanzas de encontrar pistas, el asesino era muy bueno para eso. Lo único que quería era mirar la escena del crimen.
Un cadáver recostado en el sofá, miraba, tan interesado como los vivos, los infomerciales en la televisión. Uno no podría notar la diferencia, de no ser por las marcas de nueve milímetros en su pecho. Era la quinta víctima. Según los datos recabaos se llamaba Eduardo R....., publicista, veintiocho años, çabello y ojos negros, soltero; no tenia enemigos. Otro más para la lista y nada para ellos, ni una huella ni un cabello ni un error. Salió de ahí no valía la pena perder el tiempo. Mañana leería el informe.
Al filo de la media noche entre calle vacias derrapaba su auto y derramaba de sus labios el humo del cigarro. Regresaba del trabajo. Visitó la escena del crimen, pues era su deber. No esperaba encontrar alguna señal que les ayudara a resolver el crimen.Únicamenlc le gustaba ver por segunda vez a sus víctimas.

Lamorak

2 comentarios:

  1. Serindë dijo...

    AY!!!!! POBRECITO!!!!!! ¡NO SABE EN LA QUE SE ACABA DE METER!!!

    LO SIENTO LAMORAK, BIENVENIDO Y... POBRE DE TÍ, AHORA NOS TENDRÁS QUE CUMPLIR MÁS ESCRITOS TUYOS

    SIDURTI

  2. Serindë dijo...

    Una nueva victi... perdón, un nuevo cofrade. Que bueno quecomenzaste tu participación. Seguimos esperando otro texto.

    Serindë