16 mayo 2006

Filme Noire

Uno de mis grandes amores es el cine. Admiro la capacidad que tienen ciertos hombres para ver una historia por medio de un lente, construirla de fragmentos, para presentárnosla como un todo; es la capacidad de llenarnos la mirada, capacidad que yo no tengo. Lo que más me agrada es la ficción, ficción no inverosimilitud. Odio las historias “verdaderas” que pretenden mostrarnos que los héroes son como nosotros, porque yo (como la mayoría de ustedes) todos los días voy a la escuela después de salvar al mundo.
El cine es un gusto que disfruto escasamente. Entre el poco tiempo, dinero y muchas horribles películas, no voy mucho a las salas de cine. Afición a la que se suma la de conversar con lo amigos sobre las películas, un intercambio de opiniones que pueden ir desde lo más formal a lo más banal. Opte por salir del anonimato como critica de cine y presentarles lo siguiente
:

¿Tomás Cruz es gay?

Mayo. Viernes 12, 5:45 de la tarde. Lugar: cinemex plaza Loreto. (Cd. México) Decidí hacer una vista a los complejos de nuestro amigo el Sr. S. Era la oportunidad de realizar mi primera crítica seria a una película para el blog, sin embargo todo intento de formalidad se vio perdido cuando nos formaron seis metros frente a la sala y entramos como en desfile de moda, esperamos en una fila boba para ver Misión Imposible III.
Después de infinitos comerciales, cortos e intentos de educar al público en el fino arte de ver y dejar ver una película inicio la cinta. Suspiros por el protagonista, cortesía de las chicas de la fila anterior, servían de fondo musical.
Me gusta el espionaje, sobre todo en la literatura. Es el regalo de las generaciones de y cercanas a la guerra fría. Un mundo dividido, donde el enemigo siempre esta enfrente. Aun así, se que ha degenerado en un cliché, con reglas propias del género: luchas con países ex –comunistas; uno parte de la cortina de hierro, uno en América y uno en Asia, dando pie, como mínimo, a una trilogía, romance, engaños del sistema, lucha por la verdad y la justicia, y sobre todo el “lado humano” del espía. Con dichos puntos considerados, las expectativas se centraban en la forma narrativa de una historia ya conocida. La escena inicial ofrecía esperanzas que se derrumbaron a través de lo minutos, hasta coronar en una ridícula escena de primeros auxilios en un barrio perdido de Shangai.
No recomiendo la película, vayan bajo su propio riesgo. La cinta ofrece acción: bombas, cristales rotos, y un agente -Ethan Hunt- que rebota como goma. Pero he de decir que tiene un punto a favor: Philip, Seymour Hoffman, que, al menos a mí, nos regalo un villano en el mejor sentido de la palabra, sin tic’s, accesorios o una risita “llena de maldad”, un personaje que no degeneraba en la siempre recurrente reflexión del bien y el mal, o tenia traumas psicológicos de su infancia que lo llevaron a odiar al mundo. Es una lastima que su presencia no fuera más determínate y que no nos dejaran degustar el dulce placer del mal
.

Serindë

Pd. Sobre el título. La verdad me importa poco si quiere salir del closet o prefiere quedarse dentro buscando unas pantuflas. Pero sí a Tom Cruise le ha funcionado la morbosa publicidad ¿Por qué no me habría de funcionar a mí?

1 comentarios:

  1. Serindë dijo...

    Sidurti dice:
    Bueno, al menos hiciste el intento por ser una crítica seria... lástima que no te dejaron... ¿al menos disfrutaste la pasarela con los mejores modelos de la temporada?
    POr ciero, te apoyo en el uso de la publicidad : si el Sr. cruz puede hacerse gran parte de publicidad y fama con una palabrita como "gay" , ¿por qué los demás no pueden hacer lo mismp?