16 mayo 2006

, ,

Invitación

La secta de los corazones rotos

En forma definitiva no es ninguna versión moderna de Elvis Presley El hotel de los corazones rotos. La secta tiene sus orígenes por allá de 2003-2004, frente al acogedor espacio de los burócratas: unas ventanillas de servicios escolares.
Primero intentamos fundar un club de auto-ayuda con sesiones regulares, cine, musicalización de nuestras vidas y postres de chocolate. Era un club para los que en un intento de ser normales salían un poco heridos. Un grupo en el que reírte de las tonterías que se hacen en nombre del ser amado.
Sin embargo poco a poco los contactos se fueron perdiendo, los problemas los fuimos lidiando solos y cada quien conseguía su chocolate. Pero una llamada lo cambio todo. El tiempo pasó y a pesar de ello las decepciones continúan. En un ejercicio telefónico-memorístico las actividades del club vinieron a nuestra mente: robo de autos, enfrentarnos a la muerte, sobredosis de capuchinos frappé, nubes con la forma de Noruega, en fin, un largo y bizarro etcétera. Notamos que las características más que de un club, correspondían a las de una secta, ¡si! Nos faltaba el líder iluminado, pero seguro lo encontramos (ya tenemos candidato).
Seguramente pronto oirás de nosotros. “Suicidio colectivo frustrado, jóvenes intentan morir por ingesta excesiva de chocolate”, “atentados contra el 14 de febrero” o “secta ataca a Eros, el dios sale lesionado”. Porque sabemos que en cualquier momento puedes ser uno de nosotros nuestras puertas están abiertas.

Serindë


1 comentarios:

  1. Serindë dijo...

    Sidurti DIce:
    apoyo vuestra secta...
    especialmente tengo interés en el suicidio por ingesta de chocolate.
    Pero por el momento tengo una duda ¿ pueden mandar un folleto informativo para un amigo, bueno, varios amigos que seguramente estarán interesados ?
    Gracias