14 mayo 2007

Reorganización

Inmortales.
Morgue.
Hombre caucásico, un metro cincuenta y cinco. Entre veintidós y veinticinco años. Causa de la muerte: Envenenamiento e ingesta excesiva de chocolate.
El medico forense caminaba lentamente al rededor del cuerpo. Reflexionaba. Casos así le hacían creer en el destino. Aquel joven murió por el veneno; pero si el tóxico no lo mataba el chocolate lo haría. Su muerte era inevitable.


Sin embargo, en su último acto de egoísmo había salvado a sus amigas. Las pruebas de laboratorio confirmaron que sólo los chocolates de menta y cereza contenían veneno. Ninguno era para Tamen, Los suyos, rellenos de almendras, carecían de la mortal toxina.
Se trataba de A… un veneno de fácil identificación. Era uno de los más recurridos por los miembros de la corte francesa en el siglo XII. Su producción era difícil. Quien quiera que enviase los chocolates buscaba llamar la atención, y porsupuesto eliminar a Sidurti y Serindë.

Hotel Dejà-Vu. Habitación 233
Leo, el Ángel de la muerte, leía el periódico; lucía algo serio. No se podía decir que estuviera triste. En realidad ninguno lo parecía. Sidurti jugaba luchas de dedo con Tork, por cuarta ocasión lo vencía. Serindë aprovechaba el mullido colchón brincando sobre él.
La cofradía estaba preocupada. Aunque la muerte de Tamen significaba una pérdida, fue un error de cálculo. Lo más importante, ahora, era descubrir al asesino.
Encontrar al asesino resultaría difícil. Leo daba vuelta a la página. Tenían un trabajo en marcha. Estaban ahí para atrapar al ladrón de almas. El asesino sólo interrumpía sus planes, dispersaba la atención del grupo. Los dedos de Leo chocaban en la superficie de una mesita, a su izquierda. Buscaba respuestas, o al menos una cuerda que seguir antes de encontrase en el interior de un laberinto.
-Mmm, el sushi que pedí ya se tardó- Exclamó Tork sacando de sus pensamientos a Leo.
¡Claro! Una voz retumbó en la cabeza de Leo, le decía – Baka, Leo-kun. Las conexiones de Oyuki-chan servirían.

Barrio Tailandés. Tienda Subarashii.
La chica tras el mostrador. Explicaba, por tercera ocasión, que no hablaba tailandés. Su interlocutor. No le creía. No era posible, ese era el barrio tailandés y la chica de ojos rasgados tenía que ser tailandesa. Oyuki murmuró algo en japonés.
Un muchacho entró al local interrumpiendo la discusión que tomaba tintes peligrosos. Traía un diario. La mirada de Oyuki se dirigió a la nota de ocho columnas: Niñas exploradoras pierden su alma. El ladrón ataca de nuevo.
El rostro de Oyuki cambió de expresión. Era momento de cerrar Subarashii, de hacer unas llamas a aquí y allá, de obtener información. Marco un numeró. Su voz hizo una pausa:
- Una pizza grande, peperoní y doble queso… Domo. - Sí, esa tarde tendrá visitas.

Hotel Dej­à-Vu. Recepción.
- Si, Gracias, espero. –
- No, disculpe señor, los huéspedes de la habitación 233 no se encuentran. Tampoco dejaron mensaje sobre su hora de llegada. –
- De acuerdo, puede darles este sobre; es importante que lo reciban.
- Por supuesto, señor. A nombre de quien dejo el mensaje.
- Sólo dígales que un viejo enemigo aún los estima. Ellos entenderán-
La recepcionista soltó la pluma. Confundida levantó la mirada. El desconocido se había marchado.




*****

Notas: Las palabras en cursivas son japonés (romanji). Baka es tonto,idiota. Subarashii significa Fantástico, maravilloso y Domo es una forma de agradecimiento.

3 comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    no nos dejes en este suspenso
    ¿el sushi de tork llegara a tiempo impidiend que se ponga de mal humor?
    -¿le seguire ganando en la lucha de dedos?
    ¿la pizza llegara a tiempo?
    ¿serinde seguira brincando en la cama sin pegar en el techo?
    ¿llegaran mas chocolates con menta?

    quiero saber mas!!!

    atte sidurti

  2. Serindë dijo...

    ¿el ángel de la muerte leerá la sección deportiva?
    ¿Las exploradoras sin alma venderán galletas?

    Las preguntas continuan surguiendo...
    estas y las de sidurti pueden encontrar solución en el próximo
    capítulo de su radionovela "Los inmortales", no se lo pierda

  3. TORK dijo...

    1. Le doy chance a Sidurti por eso me gana.
    2. Ya van 5 dias y mi sushi no llega.