07 mayo 2007

Un encuerado entre tantos

¿De qué voy a hablar? Obvio: de mi experiencia en el encuere masivo de ayer en el Zócalo.

 La noche anterior aún estaba en duda mi participación ya que es difícil para mí llegar a ese lugar a esa hora (vivo en Ecatepec y no tengo coche). Estaba poniéndome de acuerdo con mi hermana, que también estaba dispuesta a ir y le dije de esa duda.

─ Va a estar cabrón llegar, dije yo.
─ Tú no te apures.
─ Órale pues.

Ya levantados y bañados, a las 4:00 am. nos pusimos en marcha y tomamos un taxi desvalagado (que supongo acababa de dejar a algún borracho enfiestado).

─ «¿Va a haber desfile o algo?» (Aquí pensé: "Pendejo. Ni que no supieras".)
─ No, es una «exposición», terció mi hermana.

Ya con nuestra conversación fue que el ruletero se animó a preguntar entre risas: «¿Van a la foto?»

Eran 4:30 en punto, hora a la que nos habían citado a los encueratrices amateur y apenas íbamos en Circuito Interior y Eje 2 Norte. Evidentemente estaba desesperado, ya que yo nunca llego tarde a una cita ─y vieran cuántas veces me he peleado por eso─, pero me tuve que resignar. Cuando, 10 min. después, llegamos a Avenida Juárez, me alegré de ser jodido y no tener carro: parecía viernes a las 2:00 pm., con gente y todo. Entramos por Madero y un poco más adelante la fila daba la vuelta a una calle y se juntaba con la fila que estaba en 16 de Septiembre. Mañosamente y como buena mexicana, mi hermana se metió en dicha fila, en la que no duramos mucho ya que nos encontramos a unos amigos de ella y pudimos adelantarnos otro poco, justo enfrente de un grupillo de güeritos desmadrosos y bien pedos a los que ─después supe─ no les permitieron entrar. Y ya cuando empezaron a dejar pasar me interceptó un güey con una videocámara para preguntarme mis impresiones de tal acto. Después supe que esa grabación salió en Canal 40.

Ya pasando el acceso, mi hermana y yo nos perdimos de vista (prefirió encuerarse frente a sus amigos que frente a mí... ah complejos) y ya por separado empezamos a oír las indicaciones de Tunick: dónde dejar la ropa, cómo colocarse, etc.; algo que me dió risa fue cuando dijo: «Si no saben qué hacer fíjense en el de adelante». Cuando dieron la voz me empeloté en chinga y comprobé que no hacía tanto frío como esperaba, el aire fresco se sentía chingón. En algunos foros comenté que seguramente iba a pasar el «efecto balneario» (la desilusión de ver a una persona aparentemente atractiva cuando no hay ropa que la cubra)... y no me equivoqué.

Hasta donde ví nadie anduvo de mirón ni de morboso. En ese momento valieron madre, junto con la ropa, todos los prejuicios, deseos lujuriosos y hasta los ascos que cualquier día pudiera provocarnos alguna gorda o algún anciano arrugado; todos íbamos a lo mismo y estábamos listos para hacerlo. Quería ponerme en primera fila pero no se pudo, pues ya me habían madrugado, así que empecé a recorrerme hasta que me tocó junto a una chica bellísima y atrás de un wey con pinta de microbusero y a un lado de ese reloj de sol gigante que adornan de colores y que algunos llaman asta bandera. Quienquiera que haya sido el que decidió no permitir que el trapote ese (que algunos llaman bandera y que, dicen, representa a los mexicanos) saliera en las fotos le atinó, las hubieran madreado. Después de un chingo de rato de batallar con el sonido (hasta donde yo estaba no se oía) y con los güeyes cláscos que no hacían caso y después de que increpé a uno que, desoyendo las indicaciones que de por sí no se oían, llevaba una cámara, se dio la primera toma, luego una segunda en la que nos pusieron, cuales viles niños de primaria aborregados, a «saludar», ¿a quién? no sé. 

Toma en posición «B». El momento de acostarnos fue otra peripecia. Aunque el suelo no estaba tan frío como uno pudiera pensar, la bronca fue acomodarnos. y de nuevo, los mamones simpáticos retrasando la toma. Sólo opté por decir en voz alta: «Ahí me despiertan». A los que estaban a mi alrededor les dio risa, no sé por qué. 

Posición «C». En posición fetal con la cabeza apuntando a la Catedral (yo quería que fuera al revés para darle a Norberto nuestra mejor cara), fue la que más tardó porque no se ponían de acuerdo y era incomodísima, además había hormigas, sin mencionar que nadie quería levantar la mirada porque le iba a tocar un espectáculo medio gacho, sobre todo si les tocaba algún wey con el culo peludo (que no fue mi caso, pero sí de quien estaba atrás de mí jua jua). 

Toma sorpresa. En marcha a 20 de noviembre. Empiezan las consignas y yo me doblaba de risa. Esa de «voto por voto» me tocó muy cerca y nosotros empezamos la de «Norberto-Rivera-el pueblo se te encuera». Lo que ya no me gustó fue cuando empezaron con la de «Spencer-hermano-ya eres mexicano» no mamen, tampoco es pa' tanto. La toma me tocó parado en la carretera en pleno cruce. De nuevo como niños de primaria, a tomar distancias y levantar las manos de espaldas al asta. "La izquierda... la derecha... las dos... dedo índice... pinten cremas... " Todo en son de cordialidad que yo jamás hubiera esperado. 

A los hombres nos agradecieron nuestra participación mientras que a las mujeres las agarraron para un par de tomas más. Después de eso (y de unas viejas que estaban chingue y chingue con que desalojáramos) las mujeres llegaron entre aplausos, se vistieron, me reuní con mi hermana y nos fuimos de ahí. 

¿Algún otro que haya ido? 

TORK: Bizcocho de Montecristo. Año 2007 E.C. - 8 E.E.

3 comentarios:

  1. Jishin dijo...

    Wow, Toruku-san. ¡Qué aventura! Y que sorpresa enterarme que ya eres parte de la historia. Pensé que nadie que yo conociera había ido (Aunque nos conozcamos virtualmente). Yo debo confesar que estoy tan metido en el embrollo de mi tesis (y por ende tan fuera del mundo real) que sólo tenía la noción de que próximamente se haría esa foto. Los periódicos y comentarios de hoy me hicieron darme cuenta lo lejos que vivo del mundo real (sí, así de ñoña es mi vida actual, ¡pero no es por mi gusto! ¡Cómo odio a los pitufos!...digo..bah! olvídenlo)

  2. Sidurti dijo...

    Mmm pues por si alguien se lo preguntaba,
    YO NO FUI snif... snif... tork no me dió permiso (si cooomo no)

    El caso es que se me ocurre hacer una serie de payeras, botones y calcomnias que digan

    YO ME ENCUERÉ EN EL ZÓCALO

    LO HICE

    AL ZOCALO YO FUI Y MI ROPA PERDI

    DESNUDO FRENTE A LA CATEDRAL


    pero como todo el mundo habla de eso también haría unas
    YO NO ME DESNUDE FRENTE A PALACIO NACIONAL

    en todo caso, este fenómeno de masas habrá que analizarlo...pero otro día con mas calma

  3. Christian dijo...

    Que buena experiencia. Aunque confieso que no me pasó por la mente la posibilidad de ir a la foto.

    También me purga que la gente llegue tarde. Lástima que sea un hábito tan común en México.