08 septiembre 2007

¡Ay trenecito mío!

Después de las aventuras ocurridas en el Parque La Ballenita, toca el turno a ese otro lugar en el que mi niñez transcurrió y que, pese a todo, aún me llena de recuerdos: El Parque del trenecito®. Mejor conocido en el resto del mundo como Bosque de San Juan de Aragón.

Mencionaba anteriormente que pese a todo porque el parquecito ya se encuentra en un franco estado de destrucción del que ni Marcelo y su programa de restauración de parques va a sacarlo. Lo único rescatable es que, por ser tiempo de lluvias (gracias Dean, Henriette y demas) hay mucha vegetación, pero aún así deprime. Veanlo uds. mismos:

De verdad me duele decirlo, pero las fotos no reflejan el estado real del parque.
Existe un lago en el que, hace todavía unos años, se rentaban lanchas para remar y todo eso, al más puro estilo Chapultepec.

Actualmente el lago está puerquísimo y sólo los patos concurren a él.
El título de este entrada y los comentarios iniciales mencionan un tren ¿y donde está? Arrumbado en una bodega maltrecha, sólo queda la estación.

Imágenes de lo que alguna vez fue una estación de tren que recorriá todo el parque

Sidurti posando después de la decepción de no haber viajado en tren

Para rematar. Unas imágenes menos deprimentes donde aún se ve algo de vegetación.
Sidurti mirando a lo lejos preguntándose qué carajos le vio TORK al parque ese

Hubiera querido hacer una entrada más entretenida, pero la verdad es que el estado del parque es lamentable. De cualquier forma esperemos que en el futuro pueda revivir.

1 comentarios:

  1. Sidurti dijo...

    Mentiroso!!!!
    NO estaba decepcionada porque no viajé en trenecito, sino por la falta de pancita y pozole anunciados....
    POZOOOLEEE snif...
    Para subirme al trenectio mejor me voy a Chaputepec en la segunda sección, ese aún funciona, aunque cobran como $4 por cabeza.
    al menos loos patos se veían felices y contento sin las lanchitas invadiendo su espacio vital.