10 febrero 2008

Se nos va la luna, que se nos va

Preparan fiesta astronómica en el Zócalo por el eclipse total de Luna

Habrá espectáculos musicales y visuales con la participación de Susana Harp y Audioflot

Pretexto adecuado para atraer a jóvenes y niños hacia temas científicos: José Franco

Emir Olivares Alonso

El próximo 20 de febrero la Luna desaparecerá por instantes del cielo del Distrito Federal y el resto de los estados del país, pues la Tierra la cubrirá con su sombra y producirá un eclipse lunar total. Ante este suceso, el Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizará una “observación pública masiva” del fenómeno astronómico en el Zócalo, donde se prevé que entre 100 y 200 mil personas puedan contemplar el suceso.

El fenómeno se iniciará en punto de las 19:42 horas y culminaría a las 23:09, por lo que podrá observarse a simple vista desde varios puntos del país. José Franco, director del IA, aseguró que la finalidad de la observación masiva es atraer a la ciudadanía hacia los temas científicos e impulsar la tradición astronómica, ya que por el horario se presenta en “condiciones adecuadas” para organizarla.

“Será una fiesta astronómica. El eclipse es un pretexto adecuado para atraer la atención de jóvenes y público en general hacia temas científicos; la astronomía es una ciencia básica fundamental y muy atractiva. Este tipo de sucesos nos puede ayudar a que las personas vean la ciencia como algo cotidiano”, señaló el investigador.

La actividad también es apoyada por el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, la Secretaría de Educación del GDF, el Instituto Politécnico Nacional, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica y la embajada de Francia en México.

En tanto, Mariana Espinosa, encargada de la coordinación por el IA y jefa de difusión de esa entidad universitaria, informó que para la observación masiva en la Plaza de la Constitución se contará con unos 100 telescopios.

Estarán presentes especialistas a los que la gente se podrá acercar para externar sus dudas y realizar preguntas.

Además habrá espectáculos musicales y visuales, se trasmitirán videos con temáticas astronómicas y algunas otras obtenidas por los telescopios del Observatorio Astronómico Nacional en San Pedro Mártir y por el de la Universidad de Sonora. El programa comenzará alrededor de las seis de la tarde con una conferencia magistral de la astrónoma Julieta Fierro, quien “además prometió bailar mambo”, señaló Franco. También participarán Susana Harp, el coro estudiantil universitario y el grupo Audioflot.

El director del IA refirió que además del eclipse total de Luna, el próximo 20 de febrero se podrán visualizar los planetas Marte y Saturno, junto con sus satélites y anillos, y también varias constelaciones como Orión y las Pléyades (conjunto de estrellas muy jóvenes).

Gracias a la cantidad de telescopios que se colocarán en el Zócalo capitalino, se estima que entre 100 y 200 mil personas podrían observar el fenómeno astronómico; aunque, aclaró Espinosa, el objetivo no es reunir gran cantidad de personas, sino que las que acudan se acerquen a esta disciplina.

“Deseamos que este tipo de actividades sean más cotidianas y a escala nacional, que sean actos que se den al menos una vez al año, que se vuelvan una costumbre para que la gente salga, los aprecie y los conozca; que lo vean como algo cercano que pueden disfrutar. Queremos llevar la ciencia a las calles e impulsar la divulgación, pues con una simple observación se pueden aprender temas científicos; una de las razones por las que se empezó a suponer que la Tierra era redonda fue porque la sombra de ésta se veía redonda sobre la Luna, eso demuestra que a partir de la observación la gente se acerca al pensamiento científico”.

En ciudades como Ensenada, Baja California; Monterrey, Nuevo León; Morelia, Michoacán; Hermosillo, Sonora y Toluca, México también se realizarán observaciones masivas del fenómeno del próximo 20 de febrero por propuesta de la UNAM.

1 comentarios:

  1. TORK dijo...

    Muy buena idea.
    Sólo esperemos que a la mera hora no se nuble.