27 diciembre 2008

Camellos

LA HERENCIA DE 17 CAMELLOS. Un árabe dejó al morir a sus tres hijos una herencia de 17 hermosos camellos, especificando que habían de repartirla de la siguiente manera: al mayor la mitad de los camellos, al mediano la tercera parte, y al menor la novena parte. Los jóvenes herederos estaban desesperados, ya que evidentemente no podían repartir los 17 camellos de esta manera sin la colaboración del carnicero. Buscaron finalmente los consejos de un anciano y sabio amigo que prometió su ayuda. Al siguiente día se presentó en la cuadra llevando un camello de su propiedad. Lo juntó a los 17 y dijo a los hermanos que ya podían proceder al reparto. El mayor se llevó la mitad de los 18, o sea 9, el mediano un tercio de los 18, es decir 6; y el pequeño un noveno de los 18, o sea 2. Cuando ya se hubieron llevado los 17 primeros camellos, el anciano cogió el suyo y se marchó. ¿El truco?



2 comentarios:

  1. YO dijo...

    El truco esta en que el árabe al repartir sus camellos lo hace de tal forma que el porcentaje de estos no cubre el 100% de los camellos ya que (1/2)+(1/3)+(1/9) = 17/18 así que al poner uno el anciano lo único que hace es que esta proporción se cumpla dejando el suyo para después marcharse con el

  2. Anónimo dijo...

    facil a los numeros impares no le podes sacar la mitad ni 1/3 ni 1/9 solo a los pares por eso el anciano puso el suyo para que pudieran repartir se los camellos