29 marzo 2011

Compañero "Pato I."

Nuevamente el Señor Patito® está con nosotros para platicarnos una de sus múltiples aventuras.

En esta ocasión les va a platicar de algo muy especial:

A quienes sean lectores añejos de este blog les serán familiares aquellas imágenes de nuestro querido héroe tumbado en el suelo a causa de ingerir alcohol en exceso. Quienes no hayan visto tan desafortunado espectáculo los remito a un par de recuerdos:





Pues bien. Un buen día nuestro pato amigo decidió que ya no quería hacer esos desfiguros y no quería lastimar a su familia por no poder controlar su manera de beber y, de súbito golpe, decidió ingresar a Alcohólicos Anónimos.


Atrás quedaron aquellos intentos de meterse a las botellas, aquellas guacareadas, aquellas preocupaciones que causaba a sus padres. Por fin había «pasado del puente a la Alameda orilla... » y, siendo un creyente harto devoto, no tuvo problemas en encontrar y dejarse guiar por su Poder Superior.

Andando en esas ondas espirituales, se enteró de que iba a llevarse a cabo en la Ciudad de México la X Convención Nacional de Alcohólicos Anónimos y, ni tardo ni perezoso, se compró su gafete. Lo siguiente será un recorrido gráfico por los hechos ocurridos en ese tan importante acontecimiento:

Con aumento pa'que lo vean

Ya con el gafete puesto se lanzó al gigantesco (sobre todo para él) Estadio Televisa Azteca desde tempranito, donde inmediátatelasmadresmente pudo ver que, como era nacional, había muchísima gente.

Y no era partido del América

Casi inmediatamente después de que llegó reconoció a un oscuro ser, detractor de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos. A.C. Integrante de Servicios Mundiales de Alcohólicos Anónimos y de cualquier estructura que no sea la suya: El temible General Garfio. Pero todos sabemos que el, desde ahora, Compañero Pato I. es un ser sumamente tolerante, así que decidió tomarse la foto ante la total sorpresa del general:

"¿Y esta chingadera qué es?" preguntó el general.

Aún así se tomó la foto.

Si algo les reconoce el compañero pato al comité organizador de la convención es la puntualidad inglesa con la que realizaron todos los trabajos. Dijeron: «A las 14:00 hrs. abrimos» y a las 14:00 hrs. abrieron.

Ya en las puertas de entrada fueron muy amables al revisar su gafete y, acto seguido, hacerle entrega de su arcón navideño paquete de bienvenida:


Que contieneeeeee:
  • Una cartera de piel de ardilla atropellada.
  • Gorra chafita mandada hacer con los que surten las campañas políticas.
  • Programa de la convención.
  • Folletito de recuerdos con información sobre las convenciones anteriores.
  • Velita de posada (ni pa'un encendedor les alcanzó).
  • Base para la velita.
Todo esto vale comprobado Ya con ese equipo se metió a ver qué había y se hinchó (no mucho) de gusto al ver que le daban la bienvenida, mientras ríos y ríos de gente llenaban el estadio:


Como llegó con mucho tiempo de anticipación tuvo oportunidad de constatar que lo que pagó por su gafete fue bien invertido, pues aunque el paquete de bienvenida estaba algo chafón, también se ocuparon de contratar celebridades para amenizar su espera dentro del estadio.

Una hora del viejo cantante, sólo conocido por aquellos mayores de 35 años, Mario Pintor, seguido de 2 horas 2 del Mariachi Vargas (que cobran un ojo y la mitad del otro):


Creo que es el momento oportuno para recordarles que, para el enfermo alcohólico, el alcohol es cosa seria. No se puede tomar a broma o con ligereza. El alcohólico, o deja de beber, o se muere, punto. Por esta razón el patito se llevó el susto de su vida al ver con quién se tendría que ir en caso de que no entienda.

Claro. La muerte tiene permiso de llevarse al que no quiera entender.

Mientras tanto la gente seguía llenando el estadio:


Y al punto de las 18:00 hrs., ni un minuto más ni uno menos, ¡comenzamos!


De ahí se hizo la declaración de bienvenida por parte del mero mero chicarcón, ubicado hasta abajo en el organigrama de A.A. (larga historia), seguido por un enlace vía satélite (por televiseeeeeeeeeeee) desde el norte, con un preso que compartió su historia. Y de ahí se mostró el mismísimo Marcelo Ebrard para dar la declaración de apertura (que ni declaró nada).

Así como lo ven de marrano es el presidente de la junta de servicios generales

A éste lo entrevistaron desde el tambo y, cuando acabó, lo comunicaron con su familia, en un acto digno de La Academia.

Palabras de bienvenida del jefe de gobierno

Lamenta el patito las fotos tomadas a la pantalla. No estaba tan cerca y tenía que mostrar evidencia contundente. Y aún faltaba el acto cursicuasiolímpico: La Llama de la Unidad:


Luego desfiló una serie de personajes para hablar de algunos temas dentro de la agrupación. Entre otros una señora que de plano tenía pinta de vieja borracha, proveniente de Canadá. Luego un señor ya bastante veretano (48 años en la agrupación) al que, por alguna razón que el patito no entendió, lo bajaron a chiflidos. Supone que hasta arriba no se escuchaba bien y por eso protestaban; una pobre chava despistada y un curita simpático.

Pobre chamaca. Le dijeron que «en tribuna no le eches cabeza»... y obedeció


Y el momento climático: La «Ceremonia de la Candela», con todas las velitas prendidas y las luces apagadas, seguido de un espectáculo de pirotecnia bárbaro.

70 mil velitas prendidas de un jalón. Y los cabrones ni se esperaban. cada rato les decían que las apagaran, pero les valía gorro.


Al siguiente día se dieron propiamente los trabajos de la convención. Para tal efecto se colocaron en los alrededores del estadio módulos que harían las veces de aulas en las que los compañeros expondrían diversos temas.

Ése era sólo un módulo. En el que cabían como 1000 personas. Y eran 18 como ése

Y naturalmente nuestro pato querido no perdió el tiempo en escuchar atentamente a los exponentes de todas partes del país y de extranjia, tratando incluso de participar.

Yoyoyoyoyoyoyo



Y naturalmente brindó a todos el placer de retratarse con él, desde el gordito que les dije que era el mero mero...


... hasta una psicóloga chilena, que también ostentaba un cargo abajo del organigrama en su país:

Coquetona la señora

Para el día de la clausura tan distinguido pato tuvo la fortuna de estar al nivel de cancha. Y no es que le guste el fucho, nomás quería presumirlo.

Con el gafete de lado, pero en la cancha.

Igual que el primer día, la gente poco a poco fue ocupando sus lugares, poniendo de manifiesto la naturaleza desmadrosa y fiestera del alcohólico.


Y si el primer día no escatimaron en gastos para complacer al público, acá tampoco se agarraron el codo. Con ustedes el auténtico doble de Michael Jackson:


Y la Internacional Sonora Santanera:


Tras las amenidades se brindó un reconocimiento a los más vetarros veteranos, siendo el mayor de ellos un viejito que lleva 49 años sin beber:


Y la famosa «cadena de unidad», en la que nuestro pato amigo fue levantado en alto por un par de padrinos:


Y como nuestro pato es recuperado, pero no casto, no se hizo esperar en perseguir muchachonas

Medio lonjudita, pero así le gustan

Finalmente el patito se sintió muy bien, entre compañeros de distintas latitudes que lo quieren y lo aceptan. Ahora está sobrio y sólo le resta decir «sólo por hoy».

Felices 24 horas


1 comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    me gusto mucho para la otra pongan otro patito mas grande jajajajajaj ablale al gordito chircacana para q aga su mascota el patito AA despues de todo esta recuperado y puede ser proximo al lugar del gordito al fin es de central mexicana de servicios generales atentamente su admiradora de patito emfermo alcolico