06 enero 2013

El Circo del Absurdo. Pista 2


*Repique de campana*

¡Pongan atención!

El Señor Patito® nos llama.

Cedámosle el micrófono y escuchemos lo que tan augusto personaje tiene que decir.



¡Bravoooooo! El pato se ha dignado en habl... no entendieron ¿verdad?

Bueno pues, les traduzco:

Bienvenidos a esta presentación del Circo del Absurdo 2013. Espero que esta presentación sea de su completo agrado. 

¿De qué podría tratarse una función en una pista del Circo? Pues de los ateos.

Los ateos son una especie de seres humanos (y también de patos, pero ustedes no digan) que, como ya dejaron de creer en dioses, pues tratan de llevar su vida basados en sus ideas muy particulares y estrafalarias. Unos son buena onda, pero otros son francamente intragables.

El caso es que este mes de diciembre esos ateos tuvieron la puntada de reunirse y hacer un congreso. ¿Cómo estuvo eso? Yo me enteré en octubre, que fue cuando TORK invitó a sus lectores a asistir diciendo que iba a estar bueno. Pues que le hago caso y ahí voy de menso:



Hasta mi tazota me llevé

¿Y de qué se trató? Pues hubo hartas ponencias de todo tipo. A ratos se puso bueno y a ratos estaba bien aburrido. Dice TORK que tuvieron sus asegunes, pero le echa su bendición al movimiento.

También hubo ratos en los que se pusieron bien locos. Como cuando pasó a exponer incognia.


La foto ya es viejita, pero pa'que le crean que me conoce.
El orate éste se aventó una ponencia que se trataba del Derecho a ofender. Y n'ombre, vieran ustedes cómo se puso el ambiente que hasta gritos y berrinches hubo. Yo no tengo ese problema porque ya los conozco y sé que por muy «racionales» que se quieran poner también se ponen dogmáticos y andan de aferrados.

Y eso de «aferrados» no nomás lo digo yo. 


Dándome tiempo de convivir con los fanses.
Mi cuata Mónica Moreno, que andaba en el comitote organizador del congreso también lo cree, pues aparte de que vio de primera mano lo especialitos que se pueden llegar a poner los ateos (y que aparte los tuvo que aguantar, qu'es peor) nos platica cómo ve a toda esa bola de ateos aferrados, que nomás creen que «la ciencia la ciencia ra ra ra».

Ya no les platico más porque me pico y luego no me callan, además hay otras pistas del Circo que requieren su atención. No me vayan a echar la culpa si después no leen las demás.

Este pato amigo suyo se despide de ustedes y los deja en la (nada) agradable compañía de TORK, a ver si lo aguantan. Los invito a que también asistan a las otras pistas de esta función que ha sido preparada para todos ustedes. Sólo tienen que hacer clic en los enlaces de aquí abajo.

Presentación.


Pista 1.

Pista 3.

Muchas gracias y felices 24 hrs.

0 comentarios: